Historia

Pronoise tiene sus raíces en 1996, cuando con el nombre “Pronoise Industrial Corporation” formamos una banda con la intención de fusionar nuestras diversas influencias musicales, intentando producir un tipo de música poco común en el panorama musical español de la época (y por lo visto desde entonces, también de la actualidad), basándonos en ciertas tendencias de la música de baile (Electronic Body Music) así como en la evolución del after-punk, dark, música electrónica de los años 80 y el rock industrial de los 90.

Ambos hemos sido amigos desde hace tanto tiempo, que ya ni lo recordamos. Ambos hemos desarrollado durante toda nuestra vida una afección por la música, pasando individualmente por diferentes etapas, hasta consolidar los cimientos de los gustos y conocimientos musicales de cada uno.

A modo de breve resumen, Javi ha venido orientado por el rock oscuro y el after-punk. Nacho por el EBM y el industrial. Podríamos citar muchas otras influencias y estilos, pero entraríamos en cuestiones de semántica y nomenclatura que no vienen al caso.

Pero es en la confluencia de todos estos estilos donde encontramos la inspiración conjunta para desarrollar los temas que esta edición contiene. Es una conjunción que humildemente consideramos que ha dado un resultado satisfactorio. A la vez, es interdependiente. Pronoise no sería Pronoise sin Javi o sin Nacho. Ni tampoco con otras personas. Sería otra cosa y daría otro resultado.

En cuanto a un poco de historia y medios: En 1996 cayó, por curiosas circunstancias, en manos de Nacho, un módulo MIDI de síntesis bastante básico (sin teclado), de hecho, el primer modelo con especificaciones MIDI que Kawai lanzó al mercado. Ni siquiera sabemos en qué año estaba fabricado, pero sí que incluso para la época ya tenía sus años. Empezó a experimentar con los sonidos producidos por aquel pequeño aparato y entonces vio que podía combinar sus conocimientos informáticos y electroacústicos para, de alguna forma, intentar emular a algunos de sus admirados grupos.

Con un par de maquetas muy básicas, y en una de las miles de noches valencianas que ambos hemos compartido, Javi escuchó aquel material y concibió que podía ganar en densidad sonora y potencia añadiendo guitarras y bajos eléctricos reales y procesando parte de los sonidos a través de algunos pedales de efectos.

Todo ello “agitado y removido” mediante la ayuda de un PC (un 386 de la época…) y un software secuenciador, resultó en el material que ahora tenéis en vuestras manos. El único material adicional de que dispusimos fue una vieja mini-mesa de mezclas, prestada, de 4 pistas (dos para el módulo de síntesis y dos para el audio del PC), un teclado MIDI (el más barato que encontramos, puesto que no teníamos medios económicos para otra cosa) y nada más.

Bueno sí, mucha ilusión, mucho trabajo y dedicación. Al oír el resultado os podréis imaginar las horas y horas de grabación y procesado de fragmentos de audio que tuvimos que emplear disponiendo tan solo de esos medios. Nada comparable con lo que hoy día hay disponible, ni con lo que otros músicos más pudientes pudieran tener en sus estudios.

En ese momento nadie sabía lo que era VST, porque no existía (la primera versión de Steinberg apareció ese año, con aplicaciones muy rudimentarias), así que todos los efectos tuvieron que ser o bien grabados a través de pedales, o bien post-procesando los fragmentos de audio en PC antes de incorporarlo a las pistas del software secuenciador.

Todo ese trabajo de manufactura era por supuesto adicional al puro aspecto musical: la concepción y composición de los temas, donde realmente volcamos todo nuestro talento artístico. En cualquier caso consideramos que los temas, incluso hoy día, siguen cubriendo un ámbito musical prácticamente inexplorado, como mínimo a nivel nacional. Además, en cuanto a las letras de los temas y su mensaje, sentimos que siguen vigentes hoy igual que en aquel momento

Como curiosidad, comentar que Pronoise Industrial Corporation también existió en directo. Esto significó hacer adaptaciones de todos los temas de forma que pudieran ser interpretados en vivo. Además, tras una primera tentativa de formación, los colaboradores que habíamos reclutado como bajista y batería no dieron resultado. Por fortuna, finalmente pudimos contar con la colaboración de César Sáez en el bajo y Luís Torregrosa en la batería.

El resto de la interpretación la llevamos a cabo los dos: Nacho al micrófono y teclados, y Javi a la guitarra eléctrica.

Desafortunadamente, al poco tiempo de esto, Nacho tuvo que cambiar de ciudad por unas complejas circunstancias familiares y laborales, y he ahí la razón de que el proyecto quedara suspendido en el tiempo.

Hasta que recientemente, cual imprevisible quimera, cayeron nuestras grabaciones en manos de Jose Valenzuela y David Sánchez (El Montador De Bicicletas e InfoDisco), quienes después de muchos años coleccionando música en todos sus soportes, asistir a innumerables conciertos y visitar lugares relacionados con este estilo de vida musical, decidieron sacar a la luz sus ideas y sueños de rescatar bandas y sonidos que no merecían permanecer mas tiempo ocultos. Según palabras de Monta y David: “Es una inusual banda en el panorama nacional, una banda según nuestra opinión de una gran calidad, voz, letras, guitarras, sonidos… una banda que de haber nacido en otro lugar y otra época habría tenido mucha mayor proyección. Pese a todo, nunca es tarde; así nace la unión Horizonte Espectral y Pronoise, una unión sónica perdurable”.

En 2013 y gracias entre otras cosas al ánimo constante de amigos y conocidos, retomamos el proyecto de hacer música juntos, esta vez bajo el nombre “Pronoise” y finalmente en 2015 el fruto de nuestra dedicación se plasmó en nuestro último álbum The Border Crossing.

No nos queda más que agradecer a todos aquellos que os hayáis interesado por nuestro trabajo y esperar que disfrutéis del material que ahora podéis adquirir y sentir en vuestras manos y oídos.

Distorsionada es la visión del hombre

Javi Andreu y Nacho Artax


¡Entérate antes que nadie!
Email (requerido):
Nombre (opcional):
Apellido(s) (opcional):
 

 

 

Comentarios

comentarios. Inicia sesión en Facebook para habilitar los comentarios.

Haga clic en el candado verde y en PERMISOS->Notificaciones seleccione "Permitir siempre"